Banco Español de Crédito, Sociedad Anónima 1902 - 2013

De www.marcheval.com - Enciclopedia Global
Saltar a: navegación, buscar
| Ver Actualización


 Queridos lectores de www.marcheval.com: Sí la información ha sido útil para ti. Por favor, ayúdanos visitando con atención la publicidad que sirve para seguir manteniendo este proyecto y que siga siendo gratuita la información. Gracias por vuestra comprensión y colaboración.





Hoy puedes colaborar visitando y si lo desea comprando en:


Atención al Cliente de Montecapiel: (+34) 618590007








Montecapiel Esta Dentro del Top Ten de Empresas Más Prestigiosas del Calzado Bespoke del Mundo.

Montecapiel es una empresa de Calzado Artesanal de Alta Calidad que Realiza el Calzado que el Cliente Deseé. Montecapiel no atiende en tiendas físicas debido a su su limitada producción, para así elaborar un producto con los más estrictos controles de calidad.


Sí usted desea que le elaboren un calzado con una determinadas características solo tiene que llamar al teléfono de Montecapiel: (+34) 618590007. Una vez aceptado el presupuesto. El pago sera mediante pago anticipado de transferencia bancaria o ingreso en cuenta. En los modelos a la carta solo admiten este modo de pago.




PUBLICIDAD








Descripción

Quita el Bloqueador y Colabora con el Proyecto Pulsando en la Publicidad.

___

Banco Español de Crédito, Sociedad Anónima 1902 - 2013 (Código de Entidades del Banco de España = 0030) (Nombre: Banco Español de Crédito, Sociedad Anónima) (Conocido como: Banesto), fue un banco español creado, en Madrid, el 10 de Mayo de 1902, como heredero del Crédito Mobiliario Español y el 17 de Diciembre de 2012, Banco de Santander, anuncia que absorberá a Banco Español de Crédito, S. A., que se completara en Mayo del 2013.

Hitos Históricos

Quita el Bloqueador y Colabora con el Proyecto Pulsando en la Publicidad.

___

  • 19 de Abril de 1902, El Paribas insistió en incluir esta opción en los mismos estatutos y entonces, ese día, Sánchez Bustillo escribió a su interlocutor, Renouard, para advertirle del parecer contrario de los accionistas españoles, que, además, preferían limitar el plazo a cinco años. Sánchez Bustillo, aprovechó para informar sobre la retribución de Léon Cocagne como director del banco, 36.000 pesetas anuales más el 1,5 por 100 sobre los beneficios netos hasta 1 millón de pesetas, con mínimo de 50.000 pesetas; y del 1 por 100 sobre los que rebasasen esa cifra y pedir confirmación de que los grandes clientes del Crédito Mobiliario pasarían a Banesto.
  • 3 de Junio de 1902, Léon Cocagne toma poseción formal de Director General del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013. Léon Cocagne, que ejercía como subgobernador del Banco Hipotecario de España, fue nombrado director general de la entidad, con una retribución de 36.000 pesetas anuales y el 1,5 por 100 de los beneficios líquidos, con un mínimo que, al final, sería de sólo 14.000 pesetas. En correspondencia a tan elevada remuneración, se le concedieron amplios poderes de administración y gestión por 5 años renovables. A sus órdenes se puso un jefe de Intervención, Adolfo Lagravère, que ejercía como jefe de Contabilidad del Credito Mobiliario Español, con un sueldo de 10.000 pesetas anuales. Finalmente, una Comisión Ejecutiva, delegada del Consejo, integraría a Léon Cocagne y los administradores Conde de Mejorada y Álvarez Estrada, quienes se implicarían incluso en labores administrativas de inspección, como los arqueos, sin percibir otra remuneración que las dietas establecidas para todos los consejeros: 2.000 pesetas anuales fijas, el doble para el presidente y un 50 por 100 más para cada vicepresidente, y una participación variable en un fondo de 75.000 pesetas a repartir. La dirección ejercida por Léon Cocagne, fue firme y escrupulosa desde el primer día, aportando en cada reunión del Consejo información detallada de la situación de fondos y de la cartera de títulos, incluso en verano. No quiso sobrepasarse en sus atribuciones y, por eso, pidió que el Consejo le fijara límites a su potestad de otorgar créditos. También, admitió de buen grado ser asesorado por los consejeros González-Longoria y Mejorada en la colocación de fondos. Otro rasgo de su ejercicio fue la insistencia en conocer de cerca a los clientes, actuales y potenciales.
  • 1 de Julio de 1903, las acciones de Banesto eran admitidas a cotización en la Bolsa de París, al contado y a plazo, éste y otros anuncios oficiales publicados en Décisions et avis de la Chambre Syndicale, el órgano de los agentes de cambios de París. La convocatoria de las Juntas de Banesto se anunciaba en París, principalmente, en el diario Petites Affiches, mientras que en España, como era preceptivo, salía en La Gaceta de Madrid. El Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, invirtió, 20.000 francos a dar a conocer la nueva entidad financiera española en Francia. Lo que se tradujo en una buena opinión de los franceses del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013. Las acciones del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013 tienen un valor nominal de 250 pesetas y se cotizan en la Bolsa de Paris en torno a 188 francos, es decir a su equivalencia según el tipo de cambio. Se puede, por tanto, decir que las acciones están a la par y esto es un resultado nada desdeñable en una sociedad que, aunque haya continuado los negocios de un banco ya antiguo, sólo está dando sus primeros pasos y tiene que desplegar una gran actividad para extender una clientela que el Crédito Mobiliario Español, había descuidado y resultaba bien modesta. Será interesante seguir a este banco; de momento, sólo se puede constatar su existencia y desearle buena suerte. Desde el principio se buscó que los títulos cotizasen en Bolsa y que los accionistas estuviesen bien retribuidos, aunque en esto el Comité de París parecía tener una actitud más generosa que el Consejo de Madrid: hubo discusión porque, en ese año, París pretendía repartir un elevado dividendo anticipado, mientras Madrid temía que si se hacía hubiese una repercusión negativa en la cotización de las acciones. En estos primeros momentos, el número de accionistas residentes en Francia parecía algo superior al de residentes en la capital española.
  • 18 de Noviembre de 1904, En la Junta del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, se empezó a detectarse tirantez entre los accionistas españoles y los franceses. Los accionistas Luis Roy y Guillermo Vogel, que solía actuar de escrutador por el ser el mayor accionista presente, pidieron que se redujese el capital a 10 millones de pesetas y se suprimiese la sucursal de París, argumentando, la dificultad que existe para colocar ventajosamente el capital, por causa de la guerra ruso-japonesa, y que la necesidad de los negocios no justifica quizás el sostenimiento de la Sucursal de París.
  • 6 de Marzo de 1905, los accionistas franceses se quejaría en el periodico frances, La Estafette, sobre el reparto de dividendos del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013 a cuenta de ese año, diciendo que: Es mala política privar a los accionistas de la mejora del dividendo que le corresponde.
  • Mayo de 1906, en el consejo del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, se produjo un nuevo enfretamiento, motivado por las distintas posturas sobre la apertura de sucursales. El presidente se mostró firme partidario de impulsar la creación de oficinas en Barcelona, Castellón y Almería, además de abrir un despacho auxiliar en el barrio madrileño de Chamberí, con el argumento de que de lo contrario, se exponian, a que otros establecimientos se anticipen y encontrarse bloqueados y en condiciones difíciles para la competencia. Para canalizar este movimiento, Sánchez Bustillo, expuso la conveniencia de crear una Comisión de Sucursales. González-Longoria, se opuso a estas pretensiones por creer que sería muy difícil conseguir personal adecuado y por estar contra la fiebre de crear sucursales. Gómez-Acebo le contestó diciendo que existían muchas posibilidades de crecimiento por el atraso en que en España se encuentra esa industria (la banca), el Barón del Castillo de Chirel, apostó por estudiar el tema en profundidad y Álvarez Estrada, propuso que se mandase a las nuevas sucursales personal capacitado de la Central. El director Léon Cocagne razonó que era difícil pensar en prescindir del servicio de los empleados de la Central sin que quedase resentido el servicio, añadiendo que había que andarse con cautela, pues el negocio bancario en España presentaba dificultades en muchas plazas donde no existen las letras a vencimiento fijo y se emplea, por punto general, el papel a ocho días vista, cosas que no ocurren en el extranjero; además, en opinión de Léon Cocagne, era difícil el trato con los corresponsales, sólo a fuerza de apremios se obtiene de ellos el reembolso del papel que se les remite; y las comisiones percibidas resultaban insignificantes, por lo que bastaba que quiebre uno solo de los corresponsales cuyos servicios utilizaban, para que perdieran con este tropiezo todo el beneficio que realizaron con dichas operaciones. Para ilustrar lo que argumentaba, Léon Cocagne citó el caso del Crédit Lyonnais, que en 30 años sólo había abierto 5 sucursales, y el del Banco Hispano Americano, que se movía en este terreno sin prisas. Con todo, al final, Léon Cocagne, formaría parte de una nueva Comisión de Sucursales, de la que también serían miembros Álvarez de Estrada y Gómez-Acebo.
  • Septiembre de 1906, todas las comisiones del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, dejaron de funcionar de forma regular, a propuesta del Barón del Castillo de Chirel, para quien era mejor así, pues siempre que la Dirección necesite consultar a algunos de los Señores Administradores o solicite conocer su opinión acerca de cualquier asunto, todos ellos se apresurarán a concurrir al llamamiento de la Dirección para facilitarle las opiniones, los consejos o los informes de que haya menester. A partir de ahora, sólo existirían comisiones creadas Ad Hoc, para estudiar temas concretos. Por otra parte, el problema de los corresponsales ya había sido invocado por el Barón del Castillo de Chirel, en 1904, cuando pidió que constara en acta que él declinaba toda responsabilidad sobre ese asunto, pues no le era posible disponer de información suficiente. En vista de ello, se decidió centralizar en Madrid los fondos de corresponsales, en la medida que fuera posible.
  • 1911, Los problemas de la sucursal en Paris del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, se vieron agravados con el fallecimiento sucesivo del Conde de Camondo y de Renouard, presidente también del Paribas desde 1909, en la primavera de 1911. Conde de Camondo había sido nombrado presidente del Comité de París en junio de 1910 y fue sustituido por Thors. En ese año Léon de Cocagne, concedió por su cuenta un millón de pesetas al Banco de Cartagena, impulsado por el Conde de Romanones, dada la premura del caso; pero tuvo todo el respaldo del consejo, dada la confianza que inspiraba; es más, se le autorizó en ese momento a que en casos de urgente necesidad puede el Señor Director General, asesorado, en su caso, por la Comisión correspondiente, cumplimentar acuerdos de esa importancia, cuidando después de ponerlos en conocimiento del Consejo en la primera sesión que se celebre.
  • Noviembre de 1912, Un nuevo fallecimiento, se produjó, el de González-Longoria. El vicepresidente hizo gestiones para que el Marqués de Alhucemas le sustituyera, contando con el acuerdo del Comité de París.
  • 28 de Noviembre de 1914, no se pudo celebrar la Junta de Accionistas del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, debido a la falta de quórum, por que la mayor parte de sus accionistas eran franceses y estaban afectados por la Primera Guerra Mundial, en concretó se registraron 19.397 acciones, cuando se precisaban 20.000 para tener el quórum necesario para poder celebrarse la Junta de Accionistas. Lo mismo ocurrió al año siguiente, cuando sólo lo hicieron 14.610 acciones de las 20.000 necesarias para tener quórum.
  • Junio de 1915, falleció, el Barón del Castillo de Chirel. Tras el fallecimiento, se produjeron algunos cambios. Cortina fue nombrado vicepresidente, y De la Mora, administrador, reservándose un puesto en el Consejo al director general, León Cocagne a quien no se le aceptó la dimisión que había presentado, por necesitar descanso.
  • Julio de 1917, Cortina sufrió un atentado.
  • Noviembre de 1917, Alhucemas, fue nombrado presidente del Consejo de Ministros, dejando las riendas de la entidad en manos de Cortina.
  • 1919, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, decidió premiar la asistencia con 50 céntimos por acción, pues parecía difícil que se celebrase la Junta extraordinaria prevista, cuando pocos días antes sólo había 28.000 acciones depositadas y se precisaban 53.000. En esos momentos, se estimaba en 19.000 el número de acciones radicadas en Francia. El hecho de que este país estuviese involucrado en la contienda, perjudicó al principio la cotización de las acciones de Banesto, pero de las actas de las Juntas se deduce que los accionistas españoles mantuvieron en todo momento una actitud comprensiva y de apoyo a sus compañeros galos.
  • Julio de 1919, La Junta de Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, celebrada aprobó una ampliación de capital hasta alcanzar los 50 millones de pesetas. A raíz de esta ampliación, la salida de Paribas y de los accionistas franceses que le acompañaron en la fundación de Banesto fue paulatina.
  • Noviembre de 1919, se celebra la Junta de Accionistas y los accionistas despidieron con afecto a Cocagne, momento que coincidió con la presentación de la idea de sustituir la sucursal en París por una sociedad de crédito española, con un capital de 40 millones de francos (con 25 por 100 de desembolso inicial), con la cooperación de los bancos: Banco Urquijo, Banco de Vizcaya y Paribas, a partes iguales. Esta idea fue muy bien acogida, como también la de dar de baja las acciones de la cotización oficial de la Bolsa de París desde el 28 de Agosto de 1923, cuando el número de accionistas franceses era muy escaso (el gasto asociado a cotizar en París se elevó a 223.187,25 francos en el ejercicio 1922-23).
  • 1920, se produce el fallecimiento de Thors y Gallo, que ocupaban el puesto, en el comité de París. Léon Cocagne que había ocupado el cargo de Director General del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, deseaba volver a Francia, fue llamado a ocupar plaza en el Comité parisino.
  • Enero de 1920, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, ofreció títulos a sus empleados en condiciones muy ventajosas: con subvención del 10 al 30 por 100, en proporción inversa al salario; y con la posibilidad de pignorarlas en caso de necesidad por el 80 por 100 de su valor y con interés preferencial del 4 por 100, con objeto de conseguir en esta operación una mayor presencia de accionistas españoles. La demanda superó las expectativas en esta singular experiencia de capitalismo popular. Un recorte de la prensa francesa contemporánea recoge muy bien la reacción que esta ampliación produjo entre los accionistas del país vecino, dolidos por la perdida de hegemonía francesa sobre el Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013.
  • Marzo de 1920, La constitución formal del nuevo Banco Francés y Español, se realizó ese mes, e inmediatamente hubo que ponerse a buscar local. Abandonando la idea primitiva de instalarse en el Boulevard Malesherbes, se pensó ahora en la majestuosa Avenida de la Ópera. Sin embargo, hasta los últimos días de diciembre de 1924 no pudo estrenarse un local adecuado a las posibilidades de la filial francesa de Banesto. Se trataba finalmente de un inmueble adquirido por Banesto en la Rue de Provence que había pertenecido al Banco Francés para el Brasil. En el acto de inauguración se contó con la alta Banca de París, dando con ello prueba de simpatía y consideración hacia nuestra filial que sigue su marcha normal y progresiva. Dos meses antes, el Banco Francés y Español había abierto su primera sucursal en Marsella. Los 2,3 millones de francos invertidos parecían estar bien asegurados en la filial que presidía Jules Cambon, un hombre muy ligado al Paribas (sería su presidente en 1930-31) y que también era consejero de Banesto desde noviembre de 1922, cuando accedió al cargo en prueba de su buena amistad en el asunto de la Emisión de Obligaciones de MZA.
  • Una vez controlada la mayoria del banco por capital Español, se inicia una etapa de crecimiento y en 1921 ya se contaba con 30 sucursales.
  • Marzo de 1921, se crea en el Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, las Comisiones Jurídica, Administrativa y Ejecutiva, basado en una propuesta de Cortina, que se mostró dispuesto a delegar en otros consejeros la inspección contable, de inmuebles, de sucursales y de cartera, por lo que percibirían una retribución. También el censor empezaría a cobrar 5.000 pesetas anuales por el desempeño de su cargo. Luego, se crearon nuevos negociados, entre los que destacó uno de Propaganda, Cuentas de Crédito y Créditos Documentarios. Era la primera vez que se identificaba la propaganda como objetivo, pero, como se ve, compartida con otros renglones de actividad. Como instrumento propagandístico, empezó a editarse un boletín que contenía información sobre valores en los que estaba interesado Banesto.
  • 1923, El director general de Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, José Palma Vidal, estuvo muy ocupado durante todo el año, marcando los límites de la delegación en operaciones de riesgo, la Inspección podría autorizar operaciones hasta 50.000 pesetas y la Dirección General hasta 100.000, potenciando la figura del jefe de Sucursales, que fue elevada a la categoría de subdirector general y reorganizando la Oficina Principal, se fusionaron Cambios con Cartera y Títulos con Cupones, y se actuó sobre Correspondencia e Intervención.
  • 18 de Diciembre de 1923, El consejo de administración del Banco Español de Crédito 1902 - 2013, aceptó la dimisión de José Palma Vidal, por no colmar las aspiraciones del consejo y fue sustituido en su funciones por Pablo Garnica, que ejercería como administrador delegado con la condición de no percibir por ello ni el sueldo de Director General ni ninguno otro. Pablo Garnica, prefería reforzar la Comisión Ejecutiva, a cuya cabeza se situaría, con una participación en los beneficios atribuidos al Consejo del 30 por 100. Pablo Garnica se mostró firme partidario de profundizar en la descentralización del banco, y una de sus primeras decisiones fue fijar el límite de delegación del Comité de Sevilla para descontar papel en 125.000 pesetas.
  • Junio de 1924, falleció en Francia, Léon Cocagne, donde ocupaba un puesto en el comité parisino.
  • 1925, En la Junta del Banco Español de Crédito 1902 - 2013, de ese año, el presidente hubo de reconocer la existencia de perturbaciones, que creyó, debidas a los años de guerra. Afortunadamente, Banesto había quedado al margen de la crisis del Crédito de la Unión Minera, más parecía preocupar al presidente la constante agravación de la acción fiscal sobre las Sociedades Anónimas, extrañándose de que el aumento de los impuestos locales se practicase sin las protestas que hubiera sido lógicas. En ese año el número de oficinas ascendía ya a 103 distribuidas por todo el país. Banesto se sintió orgulloso frente a sus accionistas de que en los años de la Primera Guerra Mundial y posteriores hubiera sido posible proceder a la repatriación de un buen número de sociedades, entre ellas el propio banco.
  • 1928, el Banco Español de Crédito 1902 - 2013, informó a los accionistas de la repatriación conseguida durante el ejercicio de un número considerable de acciones de la S.E. de Minas del Rif y de Gas y Electricidad de Melilla, aunque, por contra, tuvieron que ceder la participación en la Compañía del f.c. de Medina a Salamanca, operación que pertenece a ese ejercicio, por patriotismo y para no entorpecer acciones oficiales, habiendo enajenado por la décima parte de lo que costaría construirlo; también habian enajenado su participación en Madrid-París. Cortina se extendió sobre el concurso para crear un Banco de Crédito Exterior, oficial, al que se había acudido, con poco entusiasmo, en cumplimiento de lo que creian un deber. Finalmente, hubo referencias a las apreciaciones erróneas que hay en el extranjero acerca de lo que ocurre en España que, a juicio de Cortina, eran el principal factor para explicar la depreciación de la peseta que ponía fin a una etapa en la que el capitalismo español había sido capaz de recuperar posiciones frente al dominio del capital extranjero. En ese año el Banco Español de Crédito 1902 - 2013, compra el banco, Banco de Burgos.
  • Febrero de 1928, se vendió la sede del Banco Francés y Español, por 7,5 millones de francos. El Marqués de Cortina, señaló en la Junta de Accionistas de 1928. La creación del Banco Francés y Español, fue por la acumulación enorme de capitales en nuestra sucursal de París durante la Primera Guerra Mundial, que aconsejaba distribuir aquellos riesgos con otras entidades que fueron la creación de aquel banco en París. Después, desaparecidas aquellas circunstancias, y, por el contrario, en plenas intervenciones y dificultades para la relación financiera internacional, creyeron más conveniente proceder a su liquidación, de común acuerdo.
  • 1 de Marzo de 1978, Se constituyó, Corporación Bancaria, S. A., con un capital de 500 millones de pesetas, suscrito al 50% por el Banco de España y un grupo de bancos privados. Funciona bajo la dirección de un consejo de cinco personas, de las cuales sólo una representa al Banco de España, y tiene como finalidad intervenir, participar o adquirir bancos que, hallándose en dificultades financieras, así lo soliciten. Se creo debido a que el gran volumen de quiebras hacía insostenible el Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios. Su objetivo era tomar el control accionarial del banco en apuros. La idea de montar mecanismos para ayudar a instituciones crediticias en dificultades es copiada del espíritu anglosajón donde ya lleva años funcionando. Prácticamente la totalidad de la banca privada firmó la escritura de constitución de la Corporación Bancaria, S. A., sociedad privada formada por el Banco de España y la banca, a partes iguales, con objeto de contribuir al saneamiento del sistema financiero. Esta sociedad, bautizada ya como hospital o UVI de bancos, comenzará a actuar con un primer paciente, el Banco Cantábrico, S. A., inmediatamente. Al acto de firma celebrado en el Banco de España asistieron representantes de casi un centenar de bancos, todos los grandes y medianos, que suscriben acciones de forma proporcional a sus recursos. De esta forma, el Banco Español de Crédito, S. A., cuenta con 1.377 acciones en la sociedad y el Banco de Toledo, S. A., el más pequeño de la comunidad bancaria, con una acción. El Banco de España suscribe 10.000 acciones de 25.000 pesetas cada una. Corporación Bancaria, S. A., cuenta con un Presidente Ejecutivo representante de la gran banca, que es Aristóbulo Juan Frutos, hasta ahora Director General del Banco Popular Español, S. A.. En el Consejo de Corporación Bancaria, S. A., se integrarán otros dos representantes de la banca, Francisco Cabana Vancells, de Banca Catalana, S. A., en representación de los medianos; y Emilio Attard Alonso 1915 - 1997, del Banco de la Exportación, S. A., en representación de la banca pequeña. Por parte del Banco de España, se incorpora un funcionario a nivel de Director General si se superan los problemas de incompatibilidad que pesan sobre estos puestos. Un último consejero a designar por los otros será una persona independiente y de solvencia, en representación de los intereses generales. Previsiblemente esta persona será un catedrático prestigioso de Derecho mercantil. En los estatutos de Corporación Bancaria, S. A., se establece también el derecho de tanteo del Estado en los casos de venta de los activos de la Corporación Bancaria, S. A., bancos comprados. Una vez recibida una oferta de otra entidad o grupo por un banco afecto a la Corporación Bancaria, S. A., ésta deberá comunicarlo al Banco de España, que en el plazo de un mes podrá ejercer el derecho de tanteo a favor del Estado. Las decisiones sobre compras o ventas de entidades en apuros tendrán que adoptarse con acuerdo de más de los dos tercios del consejo. Esto supone que banca privada y Banco de España tendrán que votar positivamente las decisiones en ese sentido. Un último punto de interés en la actuación de la Corporación Bancaria, S. A., es el hecho de que, en caso de disolución posible, el beneficio que supere el 8 % anual tendrá que ingresarse en el Tesoro, ya que la sociedad no tiene objeto de lucro. Los consejeros de la Corporación Bancaria, S. A., no tendrán retribución, según indican los estatutos.
  • 17 de Dciembre de 1981, El ministerio fiscal ha solicitado para los seis procesados en el caso del Banco Coca, S. A., que actualmente se encuentran en libertad bajo fianza de 800 millones de pesetas cada uno, multas que totalizan 1.635 millones de pesetas y más de siete años de prisión. La vista del juicio oral se celebrará el próximo día 21 de Diciembre de 1981, ante el juez central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, quien tiene capacidad para imponer multas de cuantía ilimitada por delitos monetarios, así como penas accesorias que pueden llegar hasta tres años de privación de libertad. En sus conclusiones provisionales, el fiscal considera que los seis procesados son autores de un delito tipificado en el apartado 12 del artículo primero de la Ley de 24 de Noviembre de 1938. Las peticiones del fiscal son: para Ignacio Coca García, 650 millones de pesetas y dos años y seis meses de prisión; para Enrique Miñarro Montoya, 650 millones de pesetas y dos años y seis meses de prisión; para José Luis Cuberta Graña, y Joaquín Santamaría López, 125 millones y un año y un día de prisión a cada uno; para Diego Ferrer Gómez, 60 millones de multa y cuatro meses de arresto; y para Antonio Fábregas Montpeo, 25 millones de multa. Según el escrito de conclusiones del fiscal, los hechos se produjeron de la siguiente forma: Con ocasión de la fusión del Banco Coca, S. A., con el Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, y dado que éste último no estaba dispuesto a adquirir más que las sociedades con actividades puramente bancarias, y debido a la situación económica del Banco Coca, S. A., y sus múltiples filiales, que en una proporción aproximada al 85% eran propiedad de Ignacio Coca García, los acusados Ignacio Coca García, Enrique Miñarro Montoya, José Luis Cuberta Graña, y Joaquín Santamaría López, procedieron a reestructurar las empresas que formaban parte del grupo. Para ello y habida cuenta que las filiales, en general, adeudaban al Banco Coca, S. A., miles de millones de pesetas, de difícil o casi imposible recuperación, que existían importantes fallidos de deudores ajenos al grupo y que dentro del propio banco existían endeudamientos no justificables por tener su origen en extratipos pagados irregularmente, decidieron, utilizando algunas de las sociedades existentes y creando para este fin no menos de cuarenta sociedades nuevas, provocar una artificial y aparente revaloración de sus patiomonios que, por un lado, justificaría el endeudamiento con el Banco Coca, S. A., y, por otro, que es el que resulta operativo a los efectos de esta calificación, provocaría un remanente de dinero efectivo sin arraigo en ninguna de las contabilidades sociales. La creación de estas sociedades se realizó sin objetivo concreto alguno, integradas por personas próximas y de confianza de los acusados antes mencionados, con un capital escriturado que generosamente no excedía de 100.000 pesetas que no se desembolsaba, ni, por tanto, pertenecía a los socios fundadores aparentes, cuya única intervención quedó reducida a la automática firma de los oportunos vendís, en blanco, que eran recogidos por Ignacio Coca García o Enrique Miñarro Montoya. Entre las sociedades creadas -continúa el fiscal- nace con carácter especial, pues iba a ser la receptora de todas las anteriores, Inmobiliaria Flavia, S. A., de propiedad exclusiva de Ignacio Coca García, y cuyo capital queda constituido con los 5.566 millones de pesetas que Ignacio Coca García, recibe del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, por la cesión de sus acciones. Realizada la anterior fase creativa, siguiendo las instrucciones de Ignacio Coca García, con la gestión de Enrique Miñarro Montoya, y la realización técnica de José Luis Cuberta Graña, y Joaquín Santamaría López, se procedió a la revalorización de las sociedades del grupo del siguiente modo: estas sociedades, aparentemente pertenecientes y regidas por terceros, pero pertenecientes a los acusados, cedían sus acciones, o sus patrimonios a un tercero buscado al efecto, que en la misma fecha revendía lo adquirido a Inmobiliaria Flavia, S. A., pero multiplicando su valor por diez. Como consecuencia de este movimiento transmisivo -continúan las conclusiones- las sociedades inicialmente vendedoras mantenían correctamente su contabilidad, por aparecer recibidas las cantidades por las que las habían vendido, al mismo tiempo que Inmobiliaria Flavia, S. A., veía aumentado su patrimonio con los bienes o acciones adquiridos al precio multiplicado, pero que realmente no había tenido que pagar. Por esta serie de maquinaciones de los encausados Ignacio Coca García, Enrique Miñarro Montoya, José Luis Cuberta Graña y Joaquín Santamaría López, lograron que Inmobiliaria Flavia, S. A., conservase contablemente su capital de 5.566 millones de pesetas, procedentes del Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, y, por otra parte, tuvieran a su disposición, en metálico y sin adscrición a ninguna de las sociedades, un total de 4.950 millones de pesetas, continúa el fiscal. El fiscal continúa señalando en sus conclusiones que, como consecuencia de todo ello, se realizan gestiones con terceros, personalmente por Enrique Miñarro Montoya, y se consigue la extracción de España, careciendo de la oportuna autorización, de un total de 995.698.014 pesetas, de las que con posterioridad han sido reintegradas a España un total de 594.450.000.
  • 17 de Marzo de 1987, Banco Español de Crédito, S. A., ha llegado un acuerdo con Investcorp, S. A., banco de inversiones del que forman parte Manuel de la Concha López-Isla 1934 - 2011, y Jaime Soto López-Dóriga, para la venta del Banco Trelles, S. A., por una cantidad cercana a los 600 millones de pesetas y que ha procedido a comunicárlo al Banco de España, dentro del acuerdo alcanzado por los presidentes de los grandes bancos de no acometer la venta de alguna de sus filiales sin anuciarlo con anterioridad a la autoridad monetaria. A la espera de que el Banco de España, no ponga reparos a la operación, cuestión que no se espera dados los compradores y que supondrá fuertes plusvalías a Banco Español de Crédito, S. A., ya que el capital del Banco Trelles, S. A., es de 84 millones de pesetas, la comisión ejecutiva de Banco Trelles, S. A., aprobó el principio de acuerdo aunque aún quedan por perfilar algunos aspectos de la operación como los referidos al traspaso de las oficinas, el negocio bancario y la forma de pago que se pactará. Investcorp, S. A., busca con la compra del Banco Trelles, S. A., la obtención de una ficha bancaria con la que poder operar como un verdadero banco de negocios para lo que no necesita ni la red ni los depósitos actuales sino una presencia en Madrid. El Banco Trelles, S. A., tenía a finales del pasado año un total de 2.485 millones de pesetas de depósitos, de los que la mayor parte eran imposiciones a plazo, y no registró beneficios. En la parte del activo del Banco Trelles, S. A., la partida más importante la constituye su posición prestadora en el mercado interbancario.
  • 17 de Noviembre de 1988, Banc Catala de Credit, S. A., ha ampliado su capital en 7.000 millones de pesetas, aportados íntegramente por Banco Español de Crédito, S. A., del que es filial al 100%. Tras esta ampliación, los recursos propios de la entidad se elevan a 10.500 millones de pesetas de capital desembolsado, más otros 330 millones de pesetas de reservas. Los beneficios antes de impuestos en los 10 primeros meses del año han sido de 970 millones de pesetas, frente a 108 millones de pesetas en 1987.
  • Febrero de 1990, Banco Español de Crédito, S. A., cerró la venta del 30% del capital de Banc Catala de Credit, S. A., a la sociedad de Valores y Bolsa, Benito y Monjardín, S. A.. La sociedad de Valores Benito y Monjardín, S. A., compró este porcentaje del capital en una operación que permitió contabilizar las plusvalías obtenidas por Banco Español de Crédito, S. A., en el ejercicio perteneciente a 1989. El capital social de la entidad es de 10.500 millones de pesetas. La operación de venta del 30% fue en torno al 200% del nominal, lo que supuso unos 6.000 millones de pesetas, es decir una plusvalía de 3.000 millones para la entidad que Preside Mario Conde Conde, Banco Español de Crédito, S. A.. La operación se ha diseñado en dos fases. En una primera fase Benito y Monjardín, S. A., ha adquirido el 30% del banco por una cantidad cercana a los 6.000 millones de pesetas totalmente desembolsados. La sociedad de bolsa se ha quedado el 12% de este paquete, y el resto se lo ha colocado a clientes suyos en pequeños paquetes que en ningún caso superan el 3%. En una segunda fase, y dependiendo de cómo se encuentre el mercado bursátil, se sacará a bolsa este 30% y todos los suscriptores de acciones actuales tienen el compromiso de ponerlas en el mercado. En realidad es hacer algo similar a lo que se hizo anteriormente con Radiotrónica, S. A., una sociedad controlada por el Banco Español de Crédito, S. A.. El Banc Catala de Credit, S. A., obtuvo el pasado año unos beneficios de 521 millones de pesetas con un volumen de acreedores de 101.773 millones de pesetas. La inversión crediticia al finalizar 1989 era de 69.178 millones de pesetas y su cartera de valores cuenta con un total de 8.473 millones de pesetas. Para el presente año la entidad catalana prevé superar los 1.500 millones de pesetas de beneficio. El banco centra su estrategia de futuro en el servicio a la pequeña y mediana empresa.
  • 10 de Junio de 1991, La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha autorizado, la formulación de una Oferta Pública de Adquisición de Acciones de la Sociedad Gescam, S. A., por el Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, que se regirá por la Ley del Mercado de Valores 24/1988, de 28 de Julio de 1988, y por el Real Decreto 279/1984, de 25 de Enero de 1984, con las modificaciones introducidas en el mismo por el Real Decreto 726/1989, de 23 de Junio de 1989.
  • 2 de Abril de 2009, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, absorbe las sociedades: Banesto, S. A., Gedinver e Inmuebles, S. A., Banesto Factoring, S. A.. En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 242 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, se hace público que la Junta General Ordinaria de Accionistas de Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, entidad domiciliada en Madrid, Avenida Gran Vía de Hortaleza número 3, constituida mediante escritura pública otorgada ante el Notario que fue de Madrid José García Lastra, con fecha 1 de Mayo de 1902, con el número 162 de orden de protocolo; inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, al tomo 36 de sociedades, folio 177, hoja número 1.595; inscrita en el Registro de Entidades del Banco de España con el número 0030 celebrada con fecha 25 de Febrero de 2009 y el Accionista Único, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, de Banesto, S. A., entidad domiciliada en Madrid, Avenida Gran Vía de Hortaleza número 3, constituida mediante escritura pública otorgada ante el Notario que fue de Madrid Félix Pastor Ridruejo con fecha 9 de Diciembre de 1968, con el numero 3.208 de orden de su protocolo; inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, al tomo 2.379 general, 1.834 de la sección 3.ª del Libro de Sociedades, folio 1, hoja número 15.303, inscripción 1ª, de Gedinver e Inmuebles, S. A., entidad domiciliada en Madrid, en la calle Mesena 80, planta Baja de la Torre de Valores, constituida mediante escritura pública otorgada ante el Notario de Madrid Francisco Mata Pallarés, con fecha 30 de Noviembre de 1982, con el número 2.969 de orden de su protocolo; inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, al tomo 6.656 general, de la sección 3ª, del libro de sociedades folio 93, hoja número 56674, inscripción 1ª y de Banesto Factoring, S. A., Establecimiento Financiero de Crédito, entidad domiciliada en Madrid, Avenida Gran Vía de Hortaleza número 3, constituida mediante escritura pública otorgada ante el Notario de Madrid Antonio Fernández-Golfín Aparicio, con fecha 27 de Julio de 1989, con el número 2.375 de orden de su protocolo; inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, al tomo 9.724, hoja número 89345, inscripción 1ª, inscrita en el Registro de Entidades del Banco de España con el número 8910 en esa misma fecha, aprobaron respectivamente: A) El Proyecto de Fusión redactado y suscrito por los Administradores de las sociedades citadas con fecha 20 de Enero de 2009, que quedo depositado en el Registro Mercantil de Madrid con fecha 22 de Enero de 2009. B) El Balance de fusión de cada una de las sociedades intervinientes, cerrados con fecha 31 de Diciembre de 2008 verificado en cuanto a la Sociedad absorbente por los auditores de cuentas de dicha sociedad y verificado en cuanto a las Sociedades absorbidas, únicamente en el caso de Gedinver e Inmuebles, S. A., y de Banesto Factoring, S. A., Establecimiento Financiero de Crédito, únicas de las Sociedades absorbidas sujetas a auditoria de cuentas. C) Y, como consecuencia de los dos acuerdos anteriores, la fusión por absorción de Banesto, S. A., Gedinver e Inmuebles, S. A., y Banesto Factoring, S. A., Establecimiento Financiero de Crédito, por Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, produciéndose la disolución sin liquidación de las tres Sociedades absorbidas y la transmisión en bloque, a título universal, de la totalidad de su patrimonio a la Sociedad absorbente, que adquirirá por sucesión universal los derechos y obligaciones de aquellas, no siendo necesario, de acuerdo con lo dispuesto en el articulo 250 de la Ley de Sociedades Anónimas, el aumento de capital de Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, al ser este titular único de todas las acciones en las que se divide el capital social de las Sociedades absorbidas; ni hacer mención al tipo y procedimiento de canje de las acciones de las Sociedades absorbidas; ni a los informes de los Administradores y expertos sobre el proyecto de fusión; ni fijar la fecha a partir de la cual las nuevas acciones darán derecho a participar en las ganancias sociales, ya que en la fecha de inscripción registral de la fusión, la totalidad de las acciones de las Sociedades absorbidas quedarán plenamente amortizadas, extinguidas y anuladas, todo ello ajustándose al Proyecto de Fusión suscrito con fecha 20 de Enero de 2009 y depositado en el Registro Mercantil de Madrid.
  • 8 de Octubre de 2010, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, ha inaugurado la temporada de resultados del Tercer Trimestre de 2010. El beneficio acumulado de la entidad baja un 18,6%, hasta los 450,6 millones de euros. La ralentización es aún más evidente si se mira al resultado aislado del Tercer Trimestre de 2010, cuando las ganancias se quedaron en 69,9 millones, con una caída del 52%. La principal causa de este frenazo hay que buscarla en las provisiones. Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, ha decidido hacer acopio de fondos genéricos para insolvencias, para compensar el efecto de la entrada en vigor de la nueva Circular del Banco de España. La entidad calcula que las nuevas normas le suponen un consumo añadido de 128 millones de euros. Para compensar este efecto, y los otros 96 millones de euros de genérica que gastó en el Tercer Trimestre, el banco ha realizado una dotación extra de 183 millones de euros, dejando su colchón en 370 millones de euros. Este esfuerzo ha sido sólo parcialmente compensado por las plusvalías que consiguió por la venta de oficinas, 84 millones de euros y de carteras, 34 millones de euros. Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, sigue manteniendo su mora por debajo del sector. En Septiembre de 2010 se situó en el 3,80%, casi dos puntos menos que el promedio de la banca en Julio de 2010. La cobertura de los 3.183 millones de activos dudosos del balance el está en el 59%. El crédito concedido por Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013 a las familias y las empresas españolas se redujo un 1,9% frente a Septiembre de 2009. En cambio, sigue disparada la financiación a la Administración Pública, que sube un 78%. Del lado del pasivo, donde se concentran en este periodo los esfuerzos de las entidades, Banco Español de Crédito, S. A. 1902 - 2013, se apunta un tanto. Los recursos de clientes en balance crecen un 12% y, dentro de ellos, los depósitos lo hacen un 39%. Otro punto a favor de la entidad es su capacidad para mantener bajo control los gastos. La eficiencia, ratio que mide lo que se gasta por cada euro ingresado, ha mejorado hasta el 39%, frente al 39,3% de hace un año. A ello ha ayudado el recorte de oficinas, -17 y sobre todo de empleados, -215.

Presidentes de Banco Español de Crédito

Quita el Bloqueador y Colabora con el Proyecto Pulsando en la Publicidad.

___

- Cayetano Sánchez Bustillo de 1902 hasta 1906

- Manuel González Longoria de 1906 hasta 1913

- Manuel García Prieto (Marqués de Alhucemas) de 1913 hasta 1927

- José Gómez-Acebo (Marqués de Cortina) de 1927 hasta 1933

- Pablo Garnica Echevarría de 1933 hasta 1960

- Jaime Gómez-Acebo de 1960 hasta 1970

- Jose María Aguirre Gonzalo de 1970 hasta 1984

- Pablo Garnica Mansi de 1984 hasta 1988

- Mario Conde Conde de 1988 hasta 1993

- Alfredo Sáenz-Abad Elguero de 1993 hasta 2002

- Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O'Shea de 2002 hasta 2010

- Antonio Basagoiti García-Tuñón de 2010 - 2013

Categorías

Quita el Bloqueador y Colabora con el Proyecto Pulsando en la Publicidad.

___

Obtenido de «http://www.marcheval.com/wiki/index.php?title=Banco_Español_de_Crédito,_Sociedad_Anónima_1902_-_2013&oldid=202255»