<<<<<<<<<<<<<<AYUDA DEL DIA>>>>>>>>>>>>


COMPRA KINDLE PARA LEER TUS LIBROS GRATIS, ahora con luz frontal integrada, negro - PRECIO: 89,99 € Envío GRATIS. Precio final del producto Financia al 0%: 22,50 € x 4 cuotas (TAE 0%)

Gratis el Libro Nº 1 en Kindle - El Amor Huele a Café


Esta información es una fuente gratuita para su consulta que está regida por el ©.Copyright de www.marcheval.com, donde cualquier utilización de dicha información se debe de citar la fuente, con su enlace correspondiente de la página de https://www.marcheval.com. Queridos lectores de www.marcheval.com, si la información ha sido útil para ti, ayúdanos para seguir manteniendo este proyecto y que siga siendo gratuito el contenido, haciendo referencia o colaborando anunciándote en ella. Email para propuesta de colaboración: marcheval@marcheval.com. Gracias por vuestra comprensión y colaboración.

COLABORA COMPRANDO EN ALIEXPRESS


ALIEXPRESS, 511TACTICAL SERCONMP 1, SERCONMP 2, OTRWARAM, ONVICTINITOR, ONVICTINITOR, ONVICTINITOR

Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845

From WWW.MARCHEVAL.COM - ENCICLOPEDIA GLOBAL
Jump to: navigation, search
 

 Queridos lectores de www.marcheval.com: Sí la información ha sido útil para ti. Por favor, ayúdanos visitando con atención la publicidad que sirve para seguir manteniendo este proyecto y que siga siendo gratuita la información. Gracias por vuestra comprensión y colaboración.





Hoy puedes colaborar visitando y si lo desea comprando en:


Atención al Cliente de Montecapiel: (+34) 618590007








Montecapiel Esta Dentro del Top Ten de Empresas Más Prestigiosas del Calzado Bespoke del Mundo.

Montecapiel es una empresa de Calzado Artesanal de Alta Calidad que Realiza el Calzado que el Cliente Deseé. Montecapiel no atiende en tiendas físicas debido a su su limitada producción, para así elaborar un producto con los más estrictos controles de calidad.


Sí usted desea que le elaboren un calzado con una determinadas características solo tiene que llamar al teléfono de Montecapiel: (+34) 618590007. Una vez aceptado el presupuesto. El pago sera mediante pago anticipado de transferencia bancaria o ingreso en cuenta. En los modelos a la carta solo admiten este modo de pago.




PUBLICIDAD









Descripción

___

Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, fue una banquera española, nacida en la localidad leonesa de Canseco, en el municipio de Cármenes, en año sin determinar de la década de 1780 y fallecida en 1845.

Hitos Históricos

___

  • Nació, Canseco, Cármenes, León, España Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845.
  • Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, es nombrada heredera universal por su acaudalado tío, Juan Fernández Getino, propietario de un próspero negocio de mercancías en el barrio leonés de San Martín, no sólo supo mantener la 'dote' recibida, sino que durante toda su vida incrementó su patrimonio hasta convertirlo en uno de los mayores capitales de la provincia. Así lo atestiguan algunas de sus posesiones más conocidas, como es el caso de la Dehesa La Cenia y decenas de edificios en la capital de la provincia. Pero lo que nos trae a la protagonista a estas páginas es su aventura bancaria.
  • Junio de 1805, Francisco Salinas Lorenzo - 1835, se casó, Iglesia de San Martín de León con Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845. Con este matrimonio se celebró algo más que un enlace entre dos enamorados, era la unión de dos fortunas. Francisco Salinas Lorenzo - 1835, era un comerciante y banquero asturiano, precursor de la Banca Salinas. Mientras Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, era la heredera universal de su tío Juan Fernández Getino, que tenía un próspero negocio de mercaderías en la Plaza de las Tiendas, en el mismo Barrio de San Martín que estaba la Banca Salinas, que funcionaba en la vecina provincia desde 1750.
  • 1834, Francisco Salinas Lorenzo - 1835, se vío postrado en la cama a causa de su enfermedad y otorga plenos poderes a su mujer Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, para manejar el negocio. El tenía confianza en su esposa por su enorme talento, conocimiento y demás cualidades que la honran, confiando en ella la comisión de la Real Caja de Amortización a satisfación de los Directores de la caja. Así ella puede administrar, dirigir y gobernar todos los negocios concernientes a la Comisión de la Real Caja de Amortización de León. Pagos de letras, recibos de deudores, vales reales, inscripciones de los vencidos y los que en sucesivos vencieran quedaron al cargo de la conyuge, con el resplado de los bienes, rentas muebles raíces y la fianza que Francisco Salinas Lorenzo - 1835, había otorgado.
  • 1835, Falleció, Francisco Salinas Lorenzo - 1835, su mujer Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, toma la rienda del negoció bancario desde su casa en la Calle Santa Cruz (León - España) y donde tenía el despacho. Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, no pretende tan sólo mantener el excelente rumbo de sus empresas, sino que ésta ambiciosa mujer actúa con la intención de incrementar su rendimiento. Su intención era tener numerosas delegaciones y corredores en diferentes plazas que intermediaran en todo tipo de negocios con la firma Viuda de Salinas. Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, se encuentra con un gran problema y es que, siendo mujer y en pleno siglo XIX de poco le sirve disponer de capital y de talento sino está acompañado de una, al menos, presencia masculina. Esta situación y la de no haber tenido descendencia la empujan a introducir a sus sobrinos José Fernández-Llamazares González, y Felipe Fernández-Llamazares González, en el negocio de la banca, de manera que la denominación social pasa a ser Viuda de Salinas y Sobrinos, convirtiendose en la casa de banca representante en León del Banco Español de San Fernando 1829 - 1847.
  • 1836, Empezó la Desamortización de Bienes de la Iglesia (Desamortización de Mendizábal), acometida entre 1836 y 1851 por Mendizábal, fue especialmente atractiva para el desarrollo de la banca Viuda de Salinas y Sobrinos. Interviene en el mercado de bonos de deuda pública que da acceso a la compra de bienes de la citada desamortización; actúa en las subastas como avalista de clientes, en muchos casos políticos y terrateniente de la época, ricos en patrimonio pero no en dinero contante y sonante. La banca personal, como es el caso de la que dirige Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, tiene muchas ventajas, como es el caso de que los beneficios no han de ser repartidos entre accionistas, pero también la desventaja de que se responde, en caso de negocios fallidos, con el patrimonio personal. Quizá fuera éste el motivo por el que la aventajada negociante leonesa mantuviera una intensa actividad compradora: tener patrimonio con el que respaldar su actividad mercantil era fundamental para la existencia y el crecimiento de su negocio. Así que Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, adquiere decenas de casas en la capital, fincas en la provincia, industrias, amén de los bienes con los que se va haciendo la firma por impago de los avales.
  • 1839, El Boletín Oficial de la Provincia de León, anuncia que la banca Viuda de Salinas y Sobrinos, despachará billetes del Tesoro. La Desamortización de Mendizábal, fue especialmente atractiva para el desarrollo de la Banca Viuda de Salinas y Sobrinos. Interviene en el mercado de bonos de deuda pública que da acceso a la compra de bienes de la citada desamortización; actúa en las subastas como avalista de clientes, en muchos casos políticos y terrateniente de la época, ricos en patrimonio pero no en dinero contante y sonante. La banca personal, como es el caso de la que dirige Catalina Fernández Llamazares, tiene muchas ventajas, como es el caso de que los beneficios no han de ser repartidos entre accionistas, pero también la desventaja de que se responde, en caso de negocios fallidos, con el patrimonio personal. Quizá fuera éste el motivo por el que la aventajada negociante leonesa mantuviera una intensa actividad compradora: tener patrimonio con el que respaldar su actividad mercantil era fundamental para la existencia y el crecimiento de su negocio. Así que Catalina Fernández Llamazares, adquiere decenas de casas en la capital, fincas en la provincia, industrias, amén de los bienes con los que se va haciendo la firma por impago de los avales.
  • 1844, Catalina Fernández-Llamazares, hizó un nuevo testamento, donde reflejaba la estrategia diseñada para favorecer en el reparto de su herencia a los dos sobrinos José Fernández-Llamazares González, y Felipe Fernández-Llamazares González, elegidos frente al resto, un total controlados de cinco. En él utiliza, por un lado, el recurso de las mandas para beneficiar a los dos sobrinos más cercanos a ella. Así, a Felipe Fernández-Llamazares González, le manda: la casa en que habita en la ciudad de León, todo el ganado fino trashumante y toda la hacienda de Pajares de los Oteros y de los pueblos de sus inmediaciones. Y a José Fernández Llamazares, le manda también bienes raíces, pero fundamentalmente los bienes básicos del negocio comercial y financiero: las dos casas que al presente habitan con todos los bienes muebles, ropas, dinero, alhajas y todo lo demás que se encuentre dentro de ellas y una casa-corralón con los almacenes y todos los enseres que se hallan dentro. Y, por otro lado, de los bienes excluidos de los legados vuelve a dejar como herederos principales a los dos referidos sobrinos y a un tercero, hermano de los anteriores, Pedro Fernández Llamazares, que se halla estudiando en Madrid. Pero de nuevo, bien sea por el azar o mejor por la premeditación amparada en la legalidad, a la hora de establecer este reparto igualitario entre los tres herederos se va a beneficiar al destinado a seguir en un primer momento el negocio familiar: José Fernández Llamazares. Así, los bienes inventariados excluidos de los legados anteriores son valorados en 810.572 reales Se trata sobre todo de bienes raíces, predominando las tierras, con un 76,4% del total. Además, dentro de las tierras sobresalen trece prados, tasados en 119.398 reales, y particularmente la Dehesa de La Cenia con una tasación de 340.000 reales, lo que significa un poco más de la mitad, el 54,8%, del valor de las tierras. Pues bien, mientras asistimos a una fragmentación de los bienes raíces, sobre todo las tierras, entre los otros dos herederos, en cambio José Fernández Llamazares, recibe la Dehesa de La Cenia en su integridad, sin fragmentarse, y una tercera parte del dinero de las rentas, de las deudas a favor y de la ganadería. En definitiva, aunque continúe la sociedad entre los hermanos Felipe Fernández-Llamazares González, y José Fernández Llamazares, será este último, el que se hallaba en casa y compañía de la tía, el mayor beneficiado de la herencia con bienes que no podemos tasar en sus totalidad, pero que constituyen la base del negocio familiar. Por lo tanto, otra vez, se rompe el tan sostenido igualitarismo hereditario de cara a poder continuar una reproducción social donde se proteja la pervivencia del negocio familiar, la cual estará asegurada primero por el sobrino elegido, José Fernández Llamazares, el cual consigue labrar un patrimonio en el momento de su fallecimiento, en 1859, de 3.423.132 reales, y más tarde por su otro hermano Felipe Fernández-Llamazares González.
  • 1845, Falleció, Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, y sus sobrinos José Fernández-Llamazares González, y Felipe Fernández-Llamazares González, toman las riendas del negocio bancario. Se comunica por carta a los clientes el fallecimiento de Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845 y la nueva razón social: Viuda de Salinas y Sobrinos. Los mejores negocios de la banca en la época de Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, entre 1834 y 1845 provienen de la adquisición de enormes propiedades a ciertos miembros de la nobleza que no pueden pagar las deudas, como los Marqueses de Catrojanillos o el Marqués de Someruelos, entre otros, que venían de la época de Francisco Salinas Lorenzo - 1835. Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845 y Francisco Salinas Lorenzo - 1835, no tuvieron hijos, pero trataron como tales a sus sobrinos, a quienes pagaron los estudios en Madrid. José Fernández-Llamazares González, y Felipe Fernández-Llamazares González, se convirtieron después en los referentes masculinos del negocio, que pasó a llamarse Viuda de Salinas y Sobrinos. Así, se da la paradoja de que Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845 es la dueña y señora, es decir única propietaria y, por tanto, la firma válida en todas las transacciones mercantiles, no lo era de una manera legal o reconocida, cuestión para la que, como en otros tantos aspectos de la vida del siglo XIX, tenía que estar avalada por un varón. Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845, que existió como floreciente banquera y mujer de negocios en el siglo XIX, no existió públicamente, fue invisible, hasta para el nombre o razón social de su banca, que siempre se conoció como la de la Viuda de Salinas o Sobrinos de Fernández-Llamazares, tras su muerte en 1845.

Méritos

___

Año Inicio Año Final Mérito Institución / Sociedad

Genealogía

___

Abuelo Paterno Abuela Paterna Abuelo Materno Abuela Materna Padre Madre Hermanos Matrimonios Hijos
Catalina Fernández-Llamazares Fernández - 1845 / José Fernández-Llamazares Fernández Francisco Salinas Lorenzo

Categorías

___

Retrieved from "https://www.marcheval.com/marcheval/index.php?title=Catalina_Fernández-Llamazares_Fernández_-_1845&oldid=85426"